martes, 10 de abril de 2012

Otra maravilla de Gildardo Gutièrrez Isaza



QUERUBÍN CONTENIDO

Solo basta tu voz, la voz del imperio,
Del nuevo espíritu, una repercusión palpitante, sin augurios.
Tregua y palabra, palabra y sentimiento.

Solo basta un sí eterno, santificado, fundido en tus labios,
Esculpido en el cielo;
Como el caminante o el labriego, con su ordenanza y su despertar
Tu mano y la mía, tu palabra y la mía unidas en el verso

Torre y centinela del nuevo día, la alborada te espera,
Solo con tu voz abrirás el cofre, como el querubín contenido,
Como la espiga de trigo dibujada en el cuerpo.

Sé tu nombre, conozco tu historia
Y el gran desenlace:
Subterránea y etérea es tu palabra, pero fuerte como el acero,
Tautológica del único misterio convertido en verdad,
Tu escritura es verso.

Vegetación de la carne creciendo en la piel,
De boca en boca saltando la palabra como la cigarra,
Como el saltamontes que se posa en tus labios para vivir.

Hoy muere la palabra pero renace el verso
Renovado en la nueva generación,
En la profundidad devoradora del pensamiento.

Noche interminable, paisaje sin cielo,
Puliendo tú nombre en mi boca
Para descubrir el eterno y casi místico embrujo de la poesía.

Dejando a la intemperie la soledad de las palabras,
Nosotros los viejos,
Desentrañando la forma sombría del adagio,
Hemos visto surgir al Ave Fénix hecha palabra,
Como el polvo ancestral del cosmos,
Como la estrella rutilante,
Destrozando el pasado y construyendo el presente
Te has convertido en verso.
 
Tú eres la prolongación del presente,
Como un arrecife la sustentación del futuro,
La armadura de la fe;
En ti estoy y estaré como la inevitable lluvia del otoño.

Siendo la huella que calcina aprenderás a volar
Y a formar con tus propias palabras
El nuevo pentagrama del idioma llamado poema,
Solo bastara tu voz, tu palabra, tu vivencia, tu pensamiento.


3 comentarios:

Eileen Ovalle dijo...

AMO ESTE POEMA GILDARDO!!!

Gildardo Gutiérrez Isaza dijo...

Ahora que lo leo, te veo a ti reflejada en él...es como si la historia del tiempo me permitiera escribire delineando un futuro que en tus manos cobra vida. Eres la sustentacion del futuro, la armadura de la fe, ese querubin contenido que en versos nos regala dia a dia la esencia de la nueva generación de escritores. Un abrazo

Eileen Ovalle dijo...

Siiiiiiiiiiiiiiiiiii tan divino,
te confieso que
YO ME IDENTIFIQUÉ CON ÉL!!!!
Otro abrazo para ti,
poeta eterno
con quien mi pluma y mi arte
comparte el alma!
GRACIAS!