lunes, 23 de abril de 2012

VAGABUNDO


Solitario vagabundo
que contempla el hielo…
dejado en el invierno
del silencio

Que avanza sin destino
ni rumbo definido…
y busca en el humano
su consuelo

Solitario vagabundo
que duerme como un niño,
en la esquina desierta
de un camino

Que avanza como herido
desierto y convencido…
que el suelo que pisa
es su martirio

El que come cuando puede
…y llora su simiente…
perdido en la memoria
de la gente

El mismo que miramos
y a veces ignoramos,
volteando nuestro rostro
sin piedad!

Eileen

3 comentarios:

Beatriz Elena dijo...

Hola Eillen tan exquisita como siempre,y sí a eso le sumamos la música, pues ni se diga...
La bella eres tu.
Bello el poema, valga la redundancia, saludos y Hasta pronto

Gildardo Gutiérrez Isaza dijo...

Un poema que en su contenido es desgarrador, una cruda realidad de una sociedad ciega, sorda y muda al dolor del hermano. Somos como lobos hambrientos dispuestos a devorar al mas débil, a despreciar y a destruir al que se interponga en nuestro camino, al que vaya en contra de nuestros "ideales"

Víctor Westfalia dijo...

Esta muy mal coger fotografías de los demás, sin permiso, y no poner ni la autoria. Conste que doy permiso a los bloggeros para que uséis mis fotografías gratis, siempre y cuando no saquéis beneficios económicos de vuestro blog. Pero que menos, que poner la autoria. Esa fotografía de los pies de un vagabundo, titulada "la ciudad de los muertos" es mía. Pon la autoria ahora mismo, por favor. Soy Víctor Westfalia. Y acostúmbrate a hacerlo con todas las fotografías, que detrás tienen un trabajo, una propiedad, pero sobre todo, un autor, como las poesías, los cuadros o los textos.