sábado, 6 de septiembre de 2014

El vientre del mundo



Y el grito del suplicio se escucha en las paredes que rebotan como el grito de los niños que se han ido más allá de los olvidos, en este mundo sin sentido, donde la orfandad del hombre y su simiente, deja su mortal residuo!

Eileen

No hay comentarios: